Seleccionar página

El décimo signo del zodíaco es el experto en el orden, la disciplina y el  progreso a través de la madurez. Capricornio entiende muy bien los tiempos de la vida. Aquí te contamos más sobre este signo.

 

Luego de tanto optimismo y expansión, se necesita un método para poner todas esas ideas en un proceso que con esfuerzo termine resultando un logro. Por ejemplo para escalar una montaña, necesito mucha disciplina, responsabilidad y nada en el camino puede interrumpir esa llegada a la meta. También es una energía con modalidad cardinal y marca justamente el inicio de un ciclo desde el super yo, la conciencia de lo colectivo, donde el deseo se vuelve ley.

 

Su regente es Saturno, asociado a la autoridad, a la ley, a la madurez, a la disciplina del cuerpo, a la proyección social, al lugar que uno ocupa dentro del mundo. Al ser un signo de tierra es importante una seguridad material, comprar un terreno para poder dejárselo a sus hijos. Representa la estructura, el mandato social. Es el padre. Solo disfruta cuando el trabajo está bien hecho y luego de haber llegado a la meta. 

En el cuerpo humano rigen las rodillas.

 

 


Talentos:

  • Mucha capacidad para trabajar y comprometerse en su tarea.
  • Saben incorporar con facilidad la disciplina para llegar a su objetivo.
  • Tienen perseverancia y son resistentes ante los obstáculos.

 

Defectos:

  • Tendencia a volverse rígidos en su forma de ver las cosas.
  • Pueden repetir modelos establecidos solo por exigencia y culpa.
  • Caer en la frustración ante el primer obstáculo, son muy exigentes consigo mismos.

 

Aprendizajes:

  • Lograr ser más flexibles y encontrar distintas formas de aplicar las leyes.
  • Aprender a asumir la responsabilidad por su propia vida mas allá de lo que diga la estructura mandataria.
  • Aprender a disfrutar de su sentido práctico, la paciencia y la madurez que llega con sabiduría.
  • Disfrutar los pequeños logros, sin tanta ambición y exigencia.

 

Lo que puede aprender de otros signos de su Carta Natal:

  • De Aries: Su entusiasmo al iniciar algo.
  • De Tauro: Su disfrute por los placeres simples sin tanta ambición.
  • De Géminis: Su flexibilidad ante cambios de ideas.
  • De Cáncer: La conexión con la familia y los ancestros.
  • De Leo: Su forma de brillar frente a otros.
  • De Virgo: Su atención al detalle.
  • De Libra: Su armonía y elegancia.
  • De Escorpio: Su pasión y capacidad de dar amor.
  • De Sagitario: Su entusiasmo al ir hacia un objetivo, su optimismo.
  • De Acuario: Su creatividad, el desapego a lo material.
  • De Piscis: La conexión con lo superior, la mirada hacia el todo.

 

Agustina Ferrería es Psicóloga, Astróloga, especialista en Mindfulness y Programación Neurolinguística (PNL). Síguela en Instagram @AgusFerreria o en Facebook: https://www.facebook.com/agustina.ferreria/