La Revolución Lunar es la carta natal que se calcula en el momento que la Luna vuelve a la misma posición que estaba en el momento del nacimiento de una persona, empezando un nuevo ciclo cada 27/28 días aproximadamente. 

La Luna en Astrología, es un planeta que tiene características de agua por estar asociada al signo de Cáncer y representa las emociones, los afectos y los deseos más íntimos. 

La energía de la Luna

Es la energía que tenemos desde la infancia, los hábitos que sentimos que nos protegen, la conducta instintiva. Tiene que ver con la pasividad, la receptividad e introversión y está asociada, tradicionalmente, a la madre, a lo femenino.

La Astrología viene trabajando en la reivindicación de la Luna, no verla solamente como algo del pasado que no hay que repetir sino como una fuente de información sobre cómo vincularse emocionalmente y qué ciclo se puede encontrar en las emociones que atravesamos, según dónde está la Luna en el momento presente. 

Ciclicidad y retrospectiva

La Astrología, la menstruación y la Luna nos enseñan sobre las posibilidades que despliegan cada etapa de nuestros ciclos. Pero, ¿qué es la ciclicidad? Ciclar es reconocer que los procesos no son lineales sino espiralados, es comprender lo que nos sucede en cada momento, es aprender a observar la Naturaleza y la sincronía de nuestro adentro/afuera. 

El ciclo lunar tiene 28/29 días, entonces es el planeta que tiene el ciclo más corto. Por eso decimos que el comportamiento lunar tiene mucha tendencia a la repetición. O sea, adentro de cada uno, hay muchas funciones que están operando al mismo tiempo y que en Astrología se representa con los planetas. 

Entonces tenemos a la Luna, al Sol, Mercurio, Marte, Venus y demás planetas pero, de todos ellos, la Luna es el que va más rápido. Es el que dicen que tenemos que dejar de repetir pero en realidad, es el que se repite todo el tiempo y el que tenemos más cerca. Hay que empezar a prestarle más atención.

La reivindicación de la Luna

En la astrología tradicional se dice que la Luna es algo a superar pero, en la astrología más moderna, se está tratando de reivindicar su importancia y traerla de vuelta.

Esta reivindicación se está haciendo desde las fases lunares, porque cada vez se habla más de la Luna nueva, Luna creciente, Luna llena, Luna menguante y los eclipses. Es importante saber qué está pasando con la Luna ahora en el cielo y también, qué está pasando con la Luna en cada uno de nosotros.

Como siempre, en Astrología se le presta más atención al Sol, que es el que determina nuestro signo y, por ende, a la Revolución Solar, que es la carta natal calculada en el momento que el Sol vuelve a la misma posición del día de nuestro nacimiento. 

Pero de la Revolución Lunar, casi nadie habla. Se suele leer acerca de la revolución de los planetas en general pero de la Luna en particular, no. La idea es volver a equilibrar la balanza y darle peso también a la Revolución Lunar. 

La importancia de la ciclicidad

Es importante tener identificado en qué signo y en qué grado tenemos a la Luna, para hacer el ejercicio de cómo mirar en qué fase lunar nacimos y qué significa eso. Hay cuatro grandes fases lunares, aunque algunos autores usan ocho pero, si lo simplificamos, hay cuatro grandes fases de la Luna.

Las fases de la Luna

🌑 Luna nueva: es el primer momento del ciclo en el que algo nuevo emerge como acto de liberación para dar paso a algo nuevo. Es necesario saber en qué fase de la Luna interna está cada una porque puede haber tres ciclos lunares que estén ocurriendo al mismo tiempo pero que también pueden no coincidir: el ciclo de la Luna en general, el ciclo de la Luna propio y el ciclo de la menstruación. 

  • En las estaciones, está asociada al invierno.
  • En el ciclo menstrual, a la menstruación. 
  • En las diosas, sería Lilith como fuerza creativa, con una potencia enorme para liberar algo de lo femenino o receptivo.

🌜 Luna creciente: esta fase creciente es donde se empieza a iluminar cada vez más con su energía en crecimiento, ideal para emprender proyectos o para desarrollar destreza física y para poner la energía en lo que queramos hacer. 

  • Está asociada a la primavera, después de soltar empieza a florecer. 
  • En el ciclo menstrual es cuando se producen los estrógenos, la hormona que prepara al cuerpo para la ovulación.
  • Está asociada a Artemisa, que es la diosa cazadora por excelencia. 

🌝Luna llena: es la energía en todo su esplendor, la Luna está iluminada en su plenitud. Es un momento para expresar, cuidar, marcar límites, desarrollar y terminar proyectos. Puede ser una fase bastante sensible, con mayor predisposición al vínculo.

  • Está asociada al verano, es un momento de exteriorización en que buscamos vincularnos.
  • En el ciclo menstrual es la ovulación, se la asocia con la fertilidad. 
  • Está asociada a Iemanjá, diosa de los océanos. 

🌛 Luna menguante: es un momento donde empezamos a guardarnos de nuevo, momento de vulnerabilidad, más predispuestos a las emociones y de empezar a gestar, como muy plutoniano, en el que se amplía la consciencia y muestra lo que hay que transformar. 

  • Está asociada al otoño, es el momento de empezar a soltar. 
  • En el ciclo menstrual, empieza a ocurrir la progesterona, la hormona de la progestación.
  • Está asociada a la diosa Kali, diosa de la destrucción y de la generación de algo nuevo, muy plutoniana y muy escorpiana.

Qué es la Revolución Lunar

La Revolución Lunar es una vuelta que da la Luna a través de nuestra carta natal. Es una renovación energética mensual que se comprende a partir de observar el estado del cielo, en el momento en que la Luna en tránsito hace conjunción exacta a la Luna natal. Cada vez que la Luna está en tránsito y toca mi Luna natal, se ve en la carta natal cómo están ubicados el ascendente, las casas y los planetas en el cielo, en ese momento.

Lo importante de la Revolución Lunar es que funciona como una carta auxiliar, al igual que la Revolución Solar. Es decir que no se puede analizar la Revolución Lunar sin estar en contacto con la carta natal de la persona, ver sus núcleos, sus sucesos, desde qué energía se suele parar. O sea, antes que nada, estudiar la carta y después ver las revoluciones, los tránsitos y demás. 

Qué se puede ver en la Revolución Lunar

  • La casa donde está la Luna, eso nos va a dar información de qué se trata la energía de este mes.
  • El ascendente mensual y dónde está ubicado su planeta regente. 
  • El regente del mes lo da el ascendente. Cada mes va a ir cambiando el signo ascendente y su regente.
  • La ubicación de los planetas y cómo influyen.
  • Si hay casas destacadas, va a tener relevancia alguna casa donde haya muchos planetas. 
  • Los aspectos de la Luna
  • Fraccionar por día, si el ciclo lunar dura 28 días y si dividimos 28 en 12, nos da 2.3 días. Entonces, tal vez, cada 2.3 días del ciclo estamos atravesando un momento diferente en las energías zodiacales. 
  • Fraccionar por semana, si el ciclo dura 28 días y cada semana dura 7 días, cada cuarto de carta de Revolución Lunar sería una semana. Entonces, cada una de estas cuatro semanas va a tener energías diferentes. 

Claves para leer una Revolución Lunar

Hacer el balance de elementos y modalidades, dónde están el Ascendente, el Sol, la Luna, Venus, Marte y con esta información podremos ver cómo es el mes, de una forma simple y fácil. 

Guía de preguntas 

  1. Qué ascendentes mensuales hubo.
  2. En qué casas estuvo la Luna.
  3. Qué predominio de elemento o de modalidad hay.
  4. Qué proponen los aspectos a la Luna de los últimos meses. 

Encontrar patrones desde la Revolución Lunar

Mirar lo que ya pasó nos ayuda a encontrar patrones y hacerlos conscientes. La Luna, es algo a superar, de acuerdo a la astrología tradicional, o sea, tenemos que superar los patrones de la Luna.

Tal vez, encontrar patrones desde la Revolución Lunar nos puede servir, no para superar la Luna, al contrario, sino para florecer la Luna, para empezar a iluminar cómo es nuestro ciclo emocional, en qué fase estamos ahora, qué estamos atravesando emocionalmente, más allá de la información que encontremos desde los planetas.

Sobre todo, invita a mirar cómo estamos ahora que es lo más importante, parar un poco la energía de la productividad y del hacer constante y volver la mirada a qué necesitamos, qué pasa con nuestros vínculos y cómo aprovechar esa fase, de manera consciente. 

¿Te resulta apasionante este tema de la Revolución Lunar?

Para ver otras publicaciones interesantes, podés seguirnos en nuestras redes sociales y no te olvides de suscribirte a nuestro canal de YouTube. Aquí te dejo el link por si aún no sacaste tu Carta Natal.