Seleccionar página

El octavo signo del zodíaco es el del escorpión. Ya hay una unión y ahora es necesaria una fusión con el otro. Se transforma para dar forma a algo nuevo constantemente. Te contamos todo sobre este signo en esta nota.

 

Luego del encuentro con ese otro que descubre Libra, aparece una energía de fusión, que me diferencia. Existe una rareza que permite que se genere una transformación, una muerte. Todo lo que queda por fuera de Cáncer es la muerte, la sexualidad, los tabúes, los secretos familiares, la herencia, la transformación. Es un encuentro con la oscuridad, a mayor oscuridad, mayor luz. Se vive todo con mucha intensidad y esto a su vez genera fortaleza y capacidad para transformar.

 

Es un signo de agua, y emocionalmente el más profundo. Tiene una relación cercana con lo ancestral, ya que su planeta regente Plutón, se encarga de traer de las profundidades de lo inconsciente lo guardado en la memoria familiar. Cobra importancia desde lo emocional el linaje femenino. Mucho drama amoroso, pasional o prohibido dentro de las familias (romances entre primos por ejemplo). También atrae temas vinculados a la lucha de poderes y al control.

Tienen una cercanía con los temas relacionados a la muerte y a lo tabú, al misterio, por eso son muy buenos psicólogos, médicos y enfermeros. En el cuerpo humano rige el aparato excretor y los órganos sexuales.

 

 

Talentos:

  • Gran potencial de regeneración.
  • Mucha voluntad y fortaleza.
  • Personas con mucha sensibilidad y capacidad perceptiva.

Defectos:

  • Suelen caer en las garras de la negatividad y el conflicto.
  • Acumulan agresividad.
  • Se guardan secretos por miedo o culpa.

Aprendizajes:

  • Liberarse de las cargas de rencores de los ancestros.
  • Buscar el origen de algunos comportamientos les permite alejarse del control y aceptar su historia.
  • Aprender a dosificar la intensidad con la que viven y la entrega en las relaciones.

 

Lo que puede aprender de otros signos de su Carta Natal:

  • De Aries: Su fuerza y capacidad de acción.
  • De Tauro: Su amor por la vida y la naturaleza.
  • De Géminis: Sus ganas de aprender siempre sobre algo nuevo.
  • De Cáncer: Su unión con la familia desde un lugar amoroso.
  • De Leo: La capacidad de expresar quienes son de manera divertida.
  • De Virgo: La capacidad de analizar sin involucrar los sentimientos.
  • De Libra: El interés por el deseo del otro sin ser apegado.
  • De Sagitario: Su valentía para explorar lugares desconocidos, su optimismo.
  • De Capricornio: Su estabilidad y poder de construcción.
  • De Acuario: Su desapego y capacidad de cambio.
  • De Piscis: Su amor por todo, mucho más impersonal.

 

Agustina Ferrería es Psicóloga, Astróloga, especialista en Mindfulness y Programación Neurolinguística (PNL). Síguela en Instagram @AgusFerreria o en Facebook: https://www.facebook.com/agustina.ferreria/