Seguramente hayas escuchado mucho sobre la carta natal o astral. Es aquella que se calcula en base al momento de tu nacimiento y sirve para ver con qué constelaciones o energías tu personalidad se encuentra más a fin.

 

Si esto te interesa, sigue leyendo.

 

Como es afuera es adentro

Este principio Hermético sirve para hablar de la carta natal. Cuando vemos una carta natal, vemos cómo estaban ubicados en el cielo los planetas al momento de nuestro nacimiento desde la óptica de la tierra.

Esto no quiere decir que aquellos planetas estén tirando “rayos láser” o influyendo en nuestra personalidad desde el afuera, sino que, así como estaban dispuestos los planetas en el cielo, estaban nuestras células en nuestro interior.

La ciencia ha confirmado que la materia es energía y nosotros estamos hechos de materia, materia que proviene del universo, de las galaxias y del sol. Gracias a ellos nuestro planeta existe, y por lo tanto, existe nuestro cuerpo.

Así es como la carta natal es un viaje de autoconocimiento a nuestro interior, a la materia que hemos concientizado más, y también, para poder ver aquello que hemos concientizado menos, para poder incorporarlo a nuestra vida y lograr un equilibrio de los 4 elementos básicos del funcionamiento de la vida (Fuego, Tierra, Aire y Agua).

Todos contamos con los 12 signos dentro nuestro, todos contamos con los 12 elementos, pero la carta natal marcará:

Los planetas

En qué signos estaban los planetas el día en que nacimos nos da una pauta de nuestra personalidad. Recuerda que el signo del sol no es el único que importa, cada uno de los planetas juega un papel importante a la hora de construir nuestra personalidad.

Así como el sol es nuestra energía vital, la luna son nuestros sentimientos, mercurio indica la forma en que pensamos, venus la forma en que damos cariño y conquistamos, marte la forma en que nos defendemos y atacamos, júpiter la forma en que gozamos de la vida, saturno la forma en que nos tomamos las responsabilidades y deberes, urano cómo expresamos nuestra originalidad, neptuno cuán creativos e intuitivos podemos ser, y plutón la capacidad de transformación que tenemos.

 

Las casas

Cada uno de estos planetas estará ubicado en una o varias casas, marcadas por el signo ascendente. Cada casa va a marcar un ámbito de la vida que debemos trabajar y mantener para estar en el mundo, y la presencia de planetas allí indicará que serán las áreas de mayor tensión en nuestra vida. La ausencia de planetas en otras casas no quiere decir que no vaya a “pasarnos nada” en esos ámbitos de la vida, sino que no es allí donde encontraremos los desafíos para evolucionar.

La casa 1 hablará de la identidad, la forma en que expresamos nuestra personalidad. La casa 2 hablará de nuestros deseos y posesiones. La casa 3 de nuestro medio ambiente inmediato, nuestros hermanos y todo lo que nos rodea instantáneamente. La casa 4 es el ámbito familiar y también suele ser relacionada con la madre. La casa 5 es la forma en que me divierto y creo, como así también puede ser la casa de los hijos. La casa 6 es la casa de la salud y el trabajo. La casa 7 es la casa de las asociaciones y la pareja. La casa 8 es la casa de lo oculto y la transformación. La casa 9 es la casa de las creencias y los viajes. La casa 10 es la casa de la profesión, el lugar que ocupo en el mundo. La casa 11 es la casa de los amigos, los grupos y la humanidad en general. Por último, la casa 12 estará más relacionada a los aspectos del inconsciente personal y el inconsciente colectivo, haciendo una resonancia con toda la humanidad en caso de haber planetas allí.

 

Quién puede hacer una carta natal

Hay muchos astrólogos capacitados para hacer una interpretación de tu carta natal, en ella te dirán los aspectos básicos de tu personalidad, qué energías están mas afines en ti, cuáles hay que trabajar más y dónde se encuentran nuestros mayores desafíos pero están ocultos nuestros mejores talentos.

Lo que te proponemos en Aprende Astrología es que comiences a mirar tu carta natal: dónde están los planetas, en qué signos y en qué casas, con ello ya puedes aprender mucho sobre ti mismo y vas a ver qué acertado es.

Comienza a observarlo y cuéntanos ¿Qué es lo que más te llamó la atención?